fbpx

Boda en Hotel Camiral

¿Alguien ha soñado alguna vez con una boda de cuento? Lo digo en serio, habéis pensado o tenéis en mente celebrar un enlace en un entorno idílico? Pues dejad de buscar, porque una boda en el Hotel Camiral va a cumplir todos vuestros requisitos!

El Hotel Camiral está situado dentro del recinto del PGA Catalunya resort. Un exclusivo campo de golf en un entorno de diseño, minimalismo y exclusividad. Y todo esto a escasos minutos del centro de Girona y a poco más de 20 minutos de la Costa Brava. Es por todos estos detalles (y los que vais a ver en las fotos de este reportaje) que este sitio es una localización a tener muy en cuenta para vuestra celebración.

Antes de seguir, vamos a presentar a los protagonistas de esta bonita historia de amor. Ellos son Adriano y Ona, una pareja Italo-Catalana que se conocieron por trabajo. Y que después de varios años de vivir entre aviones rumbo a Italia, y de largas temporadas en la Costa Brava, decidieron celebrar su boda en el Hotel Camiral con un “si quiero” de pelicula.

Optaron por hacer una ceremonia divida en dos partes, la primera en interior y la segunda en exterior. Personalmente fue algo que me llamó mucho la atención. Pero como estábamos en un entorno que lo permitía, no dudamos en sacarle todo el jugo.
Ambos se prepararon en habitaciones diferentes. El color blanco predomina por todas partes, los espejos están muy bien situados y muy bien utilizados según el espacio. En general, las líneas del diseño de interiores son rectas y modernas, lo que ayuda a poder tener composiciones fotográficas muy limpias.

¿Cómo es una boda en el Hotel Camiral?

Lo bueno de celebrar una boda en el Hotel Camiral es que tienes mil y una posibilidades donde elegir. Ellos optaron por hacer su first look en el hall del primer piso. Un sitio apartado del bullicio, pero con mucho carácter (mira ese enorme fondo simulando una cajonera inmensa). Además el arco de flores que preparó Raquel de «Abelia i mel» fue el toque perfecto para sacar toda la belleza del momento.

Ya en el exterior, no pude dejar de aprovechar el entorno de los campos de golf del Hotel Camiral. Los montes suaves, todo ese césped cortado al milímetro y con un color verde que enamora. Con los pequeños grupos de árboles y el sol bajo, hicieron mis delicias en uno de esos entornos que lo tienes todo a favor por hacer un buen reportaje de boda. El día terminó de la mejor forma posible con Adriano y Ona celebraron su día tal y como lo habían soñado.

Yo solo espero que la siguiente boda en el Hotel Camiral sea con un tiempo similar (porque vaya solazo de la Costa Brava que nos acompañó durante todo el día). Con una pareja igual de enamorada y buenas personas como ellos dos. Lo demás poco me preocupa, el entorno del Hotel Camiral es tan potente que se podrían hacer 5 bodas seguidas y todas lucirían diferentes.

Flores: Abelia i mel
Finca: Hotel Camiral
Vestido novia: Mireia Vidal Brides
Vestido novio: Onix Girona
Foto: Blanc Mate

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Artículos relacionados