fbpx
Previous
Next

Blanc Mate, fotógrafo de bodas en Barcelona

¡Hola pareja de enamorados! Mi nombre es Marc y soy

fotógrafo de bodas auténticas.

Tengo un lema para todas mis bodas: “si lo estás mirando, te lo estás perdiendo”. Por eso siempre llevo mi cámara pegada al ojo en todo momento. Para capturar esos pequeños detalles fugaces que ocurren en un abrir y cerrar de ojos.

Si vais a casaros, os deseo lo mejor. Y si buscáis a alguien capaz de poner vuestros recuerdos en fotos, felicidades, habéis llegado al sitio perfecto!
Cómo es la fotografia Blanc Mate?

Fotos de boda naturales

Porque posar y sentirse incomodo cuando puedes gozar del momento y dejar que todo fluya? Esto va de ser naturales. De ser vosotros mismos!

Imágenes cálidas

Vivo cerca de la Costa Brava, un sitio increíble donde abundan los tonos cálidos. Y es algo que combina muuuy bien con el amor, no crees?

Recuerdos brillantes

¡Luz por todas partes! Vamos a crear un recuerdo con tonos neutros en todo el reportaje. Además de un toque artístico, original y moderno.

¿Porque Blanc Mate?

Me llamo Marc, y soy de carne y hueso

Hecho de sentimientos y ilusiones. Como tú y tu pareja. No estoy casado, pero apuesto a que he estado en más bodas que vosotros. Soy efectivo y eficiente, porque me gusta hacer las cosas fáciles. 

Me importas. Sí, sí, tú. De hecho me importan más tus sentimientos que el nombre del diseñador de tu vestido, o el lugar donde te casas. ¡Como si lo haces en la cima de una montaña, o en la arena de las playas de la Costa Brava!

Espero que pronto nos pongamos cara, porque lo que acabáis de leer es mi manera de ser. Como persona y como profesional. Porque este trabajo me hace sentir vivo y libre a partes iguales. Vivo por las personas que llegan a mí, libre por lo que siento en cada boda.

Banc Mate-Marc Rovira
La emoción

Mi lema es: «Si lo estas mirando, te lo estas perdiendo«. Por eso nunca quito el ojo del visor de la cámara.

Busco situaciones entre la multitud constantemente, para anticiparme a los momentos que se convertirán en recuerdos inolvidables.

La risa

Disfruto como uno más. Por eso siempre voy con el radar de las risas activado. Porque vuestro día va a estar lleno de momentos graciosos.

Los bailoteos que te vas a pegar con tu madre, tu tío dándolo todo encima de una silla, o ese video inesperado con amigos haciendo tonterías… 

La fiesta

No nos engañemos. Esta es, sin lugar a dudas, la mejor parte de una boda. A excepción del momento «si quiero», claaaaro…

¡Ahora llega lo bueno! Toca demostrar quién manda en la pista de baile.

¡Porque es ahora, en medio del desfase, cuando salen las mejores fotos!

Nuestras parejas

Dicen de nosotros...

5/5